jueves, 9 de mayo de 2019

V-E-day in Russia

El 9 de Mayo es uno de los puntos más altos de la humanidad. Pascua soviética, resurrección de la URSS después de su crucificción por el fascismo paneuropeo. El patrimonio del 9 de Mayo está formado por las poesías, literaturas y cine, equiparables por su calidad al Renacimiento, son una fuente del optimismo y la inspiración. No nos olvidemos de que el 9 de Mayo es la final de la guerra en Europa (la URSS estuvo en esta guerra desde España), terminamos la 2GM en Asia en Septiembre (allí la URSS estuvo en guerra desde la invasión japonesa a China).

Hoy en día la fiesta del 9 de Mayo está profanada en la UE por las elites “neutras”, que igualan su fascismo al comunismo ruso. En Rusia la fiesta está profanada por el putinismo: por un lado el sovietismo es el último refugio de los canallas y el grupo gobernante de Putin se adapta a la nostalgia pro soviética total del pueblo. Por el otro lado Rusia pos soviética está basada en la propaganda de Goebbels y vive cierta nacifiación desde arriba, igual que Ucrania, Kazakhstan o los bálticos. Aparecen los cosacos como un nuevo estrato social con su culto al ataman Krasnov, colaboracionista con los nazis. La Iglesia Ortodoxa Rusa fue unificada con la Iglesia Ortodoxa Rusa en el Extranjero, que apoyaba a los nazis. La bandera de Rusia es un tricolor del Ejército Ruso de Liberación (los soldados soviéticos echaron esta bandera entre otras banderas nazis al Mausoleo de Lenin durante el Desfile de la Victoria). El filósofo predilecto de Putin es un tal Ivan Ilyin, que con mucho gusto aceptó el nazismo alemán y promovía el fascismo paneuropeo.

O sea durante la celebración putinista del 9 de Mayo el Mausoleo de Lenin está tapado con una porqueria plástica, el ministro de la Defensa hace gestos mágicos religiosos, encima del Kremlin ondea la bandera del general Vlasov, toda la atención está centrada a la personalidad de Putin, inspirado por un filósofo pro nazi, Putin, rayado con el tema de los Romanov.

Los artistas serviles del régimen hacen las declaraciones públicas, que les dan pena tanto los nazis, como los rojos, que ambos lados eran víctimas de 2 totalitarismos y blablabla.

Sin embargo la RT sabrá mostrar toda la movida moscovita de tal modo, que en las periferias del mundo los televidentes vayan a pensar, que Putin es un comunista encubierto.

La amargura de la profanación del 9 de Mayo se acompaña también por el dolor de la impunidad del atentado del 2 de Mayo de 2014 en Odesa. El ejército de los trolles del régimen suele explicar, que la venganza debe ser el negocio de la gente de Odesa. También los trolles inculcan la idea, que los neonazis ucranianos son todos agentes del Kremlin, necesarios para indignar la opinión europea. Que confusión esquizofrénica! A veces hasta aparecen los comentarios, que la tragedia ya fue vengada, pero en secreto. 

De todas formas, el 9 de Mayo para mi es un reproche. No es un motivo para decir: ¡vaya, que guapos somos! ¡Merecemos 13 días festivos en Mayo y 14 en enero! Al contrario, es una fecha para decir a sí mismo: debemos trabajar sin descanso para tomarse la revancha. No somos una horda de “untermensch”, como nos enseña el gobierno de Putin y el gobierno mundial, al contrario, tuvimos tiempos muy altos, el 9 de Mayo es una prueba de eso.

martes, 16 de abril de 2019

Los callados rusos y una Gran Transformación

Polanyi escribe, como se modelaba en Inglaterra la clase obrera de los indigentes (ex-campesinos, pauperizados con ayuda de los cercamientos y pervertidos, según Polanyi, por el sistema de los salarios bajos con los subsidios de sobrevivencia):

El empleo en el sector público (workhouse) se convierte en el “espacio del horror”. “La workhouse se vio estigmatizada, y residir en ella se convirtió en una tortura moral y psicológica…”.

Más o menos eso acontece hoy con el sector público en Rusia: el sector público poco a poco se vuelve una “tortura moral y psicológica”: la casa de natalidad, guardería, escuela, colegio, carcel, etc. Maltrato, cinismo, bullying, deshumanización… Nuestros “cercamientos” han sido la privatización criminal de los años 1990 (expulsión de los campesinos de sus tierras, de los obreros de sus fábricas, apropiación de los negocios más rentables).

Los superricos ya están en el extranjero con sus almas y con sus familias (literalmente están en los hospitales, escuelas, universidades de Occidente). Y de los que se quedan en Rusia debe formarse una “clase media” de los propietarios “autosuficientes” y una clase de los proles, asilados en el sector público. Ya se privatizó el parto, la educación, el deporte, los aborígenes ricos incluso demandan las cárceles de pago con el confort superior. Los cementerios también son un gran negocio.

Siempre me ha llamado la atención el término a veces empleado en Rusia: “los callados”. Así se les llaman a las personas (la mayoría aplastante de la población) que no participan en los programas ESTATALES de la privatización del sistema social: salir del Fondo de la Jubilación estatal rumbo a la capitalización individual, por ejemplo. Los “callados” dudan mucho de lo privado, porque presienten que los “effective managers” les dejen en paños menores, que el estado por lo menos les de una especie de “workhouse” o “poorhouse”.

Que dificil es ser un ...Dau.


Creo que es una película más de las que es más interesante hablar, que verlas. Se trata (como siempre en Rusia de Putin) de la satanización de la URSS. Es un “fake history” o un falso documental más, pero mucho más caro de lo común.

La filmación duró más de 10 años, primero con el dinero público ruso y ucraniano (antes del último Maidan), pero al parecer hasta según el Ministerio de Cultura de Rusia el proyecto colmaba el vaso de la norma putinista y Rusia dejó de financiar. La mayor parte del “Dau” fue pagada por un oligarca "ruso/ucraniano". Francia también metió su mano.

Fue diseñado un gran parque de atracciones a la manera de “Westworld”, lo poblaron con los indigentes, prostitutas, actores de escenas de masas, escoria artística de toda Europa, neonazis, etc. Pusieron a todos los figurantes en el contexto de los años 1930: “Stalin, Gulag, KGB”. Y luego hicieron el “Big Brother”, filmando miles de horas de las peleas, sexo homosexual en las calles, chivatismo, terror y otras "banalidades de la vida soviética". 

La rotación de los figurantes era altísima, los pobrecitos se quejaban, porque el oligarca y los capos del proyecto no les pagaban nada (el autor del guión fue un escritor pornógrafo, el director - otro coprofilo patentado). Los hicieron vivir a los figurantes en este “GULAG” conforme a la regla china “9-9-6”, a veces durmiendo en el parque. Mientras las estrellas y los ricos podrían divertirse dentro de este proyecto (Westworld!). A los figurantes les pagaban con el dinero “como si les pagaran en los años 1930”, les daban de comer “como si fuera en los años 1930”: polvo de dientes, ropa interior, carros, etc. - los años 1930 en Jarkov ucraniano, 10 minutos antes del Maidán/2013.

Fijense, se trata del tiempo heroico, cuando Rusia de una república de banana se convirtió en una superpotencia. Y se trata de la actualidad, cuando Ucrania, un país del Este Europeo se ha convertido en un país africano.

Sin consultas con los historiadores, por supuesto, a base de las patrañas neoliberales de la Perestroika.

Y ahora nos venden este mockumentary como la última palabra del arte. A los franceses, que acabaron de quemar su Notre Dame, les debe gustar mucho.

"Dau" debe parecer con la película “Es difícil ser un Dios”, que también fue filmada durante siglos con el mensaje - “que infierno es la vida rusa, sin principios de la sangre azul estamos perdidos”.

Parece lógico patentar toda la estética de los años 1930-1950 para que ningún cabrón pudiera profanar este tiempo. Por lo menos las hijas de Yuri Gagarin patentaron las frases “Yuri Gagarin, el primer cosmonauta” y por el estilo, que nadie escriba porquerías de su padre sin consultarse con ellas.

https://www.facebook.com/guia.demoscu

lunes, 11 de febrero de 2019

la moda a la izquierda en Rusia

Después de que en Rusia pasó la moda al nacionalismo [1.] se han actualizado los izquierdosos. Aparecen los clubes pequeños, que estudian el marxismo, descubren el antimarxismo de la URSS, algunos se vuelven maoístas al estilo de los europeos en 1968, otros se vuelven progre al estilo de los europeos de los 1990. Así, estos clubes poco a poco cisman las estructuras tradicionales y etatistas de la izquierda tradicionalista como el PCFR (Partido Comunista de la Federación Rusa) y también al movimiento “Esencia del Tiempo” [2.]  (supuestamente creado con ayuda del oficialismo para vacunar a los radicales, propensos al marxismo eurocentrista y no satisfechos con el PCFR).

Si les quitamos a los izquierdosos toda la charlatanería marxista (hablan semanas, resolviendo la cuestión, ¿si Putin & Abramovich son del proletariado o de la burguesía?), resultará que se agendan por el mismo tema que los nacionalistas: besar el zapato de la OTAN, que nos traerá las empresas europeas con los sindicatos y con todo lo progre que tiene la UE, o tentar de defender la soberanía de Rusia podrida por el putinismo, porque el capital imperialista occidental no tiene ningún interés por desarrollar nuestro territorio (como ya pudimos testificarlo en los años 1990). 

El putinismo no duerme y para controlar el discurso izquierdoso el régimen ya activó a ciertas estrellas de la tele, que en un par de meses radicalizaron su lenguaje, culpando en palabras al putinismo en la fascistación. Entre estas estrellas Maxim Shevchenko (conocido por sus relaciones con la Administración del Presidente), que activamente participa en las elecciones gubernamentales, Konstantin Siómin (antes fue el “perro del régimen”, trabajando para el primer canal de la televisión rusa como un corresponsal en los EE.UU., despues de regresar al pais, se volvió crítico, lo que no le estorba a seguir ganando en el canal principal del régimen, con el que lucha tanto, al mismo tiempo, por si acaso su familia vive en los EE.UU.). El mismo líder vitalicio de la oposición rusa, patentado en Occidente y muy cómodo para el gobierno ruso, Alexei Navalny declara su giro para la izquierda y para el sindicalismo (pobre hombre antes tuvo que frecuentar las Marchas Rusas de los nacionalistas, ahora tendra que andar con los izquierdos).

Comentarios:

1. El movimiento político que más visibilidad tuvo en Rusia antes de 2014 fue el nacionalismo con sus macabras “Marchas Rusas”. El nacionalismo ruso fue instigado por el crecimiento de la inmigración desde la ex repúblicas soviéticas de Asia y por los privilegios del Cáucaso dentro de la Fedración Rusa. En el fondo fue macaqueado del nacionalismo occidental. La página web portavoz de los nacionalistas “Sputnik $ Pogrom” por su éxito conquistó el interés de los medios estatales y liberales. No obstante después de la Primavera Rusa los nacionalistas se polarizaron: unos tomaron el lado de Ucrania y dejaron de ser rusos, mientras los otros apoyaron la rebelión prorrusa en el Donbass. Puede leer mas, pulsando los links:



Si antes de la crisis ucraniana los nacionalistas fueron útiles al grupo de Putin por su anticomunismo y antisovietismo, además con su ayuda siempre se podía disculpar las reformas antipopulares y echar la culpa a los inmigrantes, después del Maidán el oficialismo se asustó y les apretó las tuercas: dejó de financiar a los payasos, metió a la cárcel a sus líderes (si eran ricos - por la corrupción, pero la mayoría - por los asesinatos de los inmigrantes, por la violación de los gays, etc.). Algunos fueron integrados al sistema: así, Dmitry Rogozin, en 2011-2018 fue el viceministro, responsable por el complejo militar industrial, desde el 2018 es el jefe de la “NASA rusa” - Roscosmos. De joven solía dar saludos “Sieg Heil”, estuvo próximo a los cabecillos de los neonazis rusos (hay videos con su participación de cómo se saludan al estilo cómico de los neonazis, abrazando los codos, dando un salto y chocando los culos).

2. El movimiento "Esencia del Tiempo" fue creado por Serguei Kurginian despues del exito nacional del proyecto televisivo con su participacion: http://guiademoscu.blogspot.com/2010/10/el-abreviado-de-historia-contemporanea.html  El movimiento "Esencia del Tiempo" tuvo su batallon "Khan" en el Donbass, disuelto con el tiempo entre otras estructuras militares de la RPD.

miércoles, 17 de octubre de 2018

7 vacas flacas, vaca №1 - liquidación de pensiones

Los rusos respetan la ley, pero la ley degrada junto con la economía

Los jóvenes rusos después de cierta recuperación económica y política del país en los años 2000 vuelven a respetar la ley.

Los sondeos del Instituto de Psicología de la Academia de Ciencias de Rusia fijan, que actualmente (en 2017) solo el 5% de los estudiantes creen, que uno puede violar la ley por los principios éticos superiores (en 2001-2002 había 50% de los «infractores éticos» potenciales).

Hoy (en 2017) el 52,5% de los estudiantes no creen, que uno pueda violar la ley y estar con razón (en 2001-2002 de eso «dudaron» solo el 13%).

O sea los rusos son constructivos, les gustaría vivir en un “estado de derecho” sin salir a las calles con cacerolas en las cabezas.

¿Y si la ley está degradando?

El tema del verano de 2018 fue la Reforma de las Pensiones (en Rusia post soviética la palabra «reforma» significa «liquidación»). La medida antipopular coincidió con la Copa del Mundo. Por la Copa o talvez que por acatar la ley, pero los protestas contra el desmontaje del estado de bienestar no hayan sido fuertes. La gente está perpleja ante el comportamiento del gobierno. Por un lado los rusos acaban de rechazar la agenda socialista en las elecciones de 2018 (el candidato del PCFR obtuvo el 12%, el resultado más bajo en la historia de este partido). Por otro lado Putin (77% de los votos) fácilmente se olvida de sus garantías sociales y sin problemas demuestra su capacidad a promover cualquier ley caníbala que sea conveniente a las élites.

La gente en parte manifestó su desacuerdo mediante las elecciones gubernamentales que pasaron en el otoño de 2018 (sin hablar de los mítines poco numerosos). Pero tampoco las elecciones regionales han sido una “bomba” para el gobierno. Esta vez la novedad fueron la presencia, la intensidad de la campaña y la pérdida del oficialismo en algunas regiones.

¿Como pasan las elecciones en Rusia? Los rusos suelen demostrar el comportamiento paternalista: si la presencia para las elecciones presidenciales es de 60-70%, las regionales como regla atraen solo un 20-30% (y las municipales se ignoran). Una tercera parte no vota en las regionales, porque le conviene el candidato del oficialismo, otra tercera parte no vota, porque no cree en las elecciones ni en la democracia, y así resulta que vota solo un 30% (y de ello la mayor parte están a favor, siendo funcionarios).

Sin embargo, si la campaña parece real y si hay chance del segundo turno, este puede movilizar a los pesimistas. Así, en las elecciones regionales de 2018 el oficialismo perdió justo mediante los segundos turnos y con escándalos …en 4 de las 22 regiones (los opositores no ganaron, ganaron los “spoilers” del oficialismo, pero es importante que la gente acudió a las urnas para demostrar su enfado, fue un voto de protesta). La presencia en general fue más alta de la norma del 30%. Y encima la campaña era más sucia de lo «normal».

Pero hay que reconocer que la reacción de los rusos todavía es sorprendentemente pasiva. Además el gobierno federal, detectando el problema, dimitió a los gobernadores más tóxicos (por fuera de la campaña electoral). Pero la culpa no es de los gobernadores, la culpa es de la discapacidad del gobierno federal (Putin en 2013 prometió 25 millones de los puestos de trabajo de alta calidad y por supuesto no cumplió).

Por si acaso el poder sigue invirtiendo en la policía antidisturbios, que está copiando el estilo occidental y se arma con las «wunderwaffen» más modernas. Con esto el jefe de la policía antidisturbios abiertamente amenaza a la gente con violencia (se puso ridículo después de grabar un video mensaje al público - parece que alguién lo dejara con el culo al aire). A propósito la policía antidisturbios y otros organismos de fuerza aún guarden sus privilegios soviéticos, no les quitan las pensiones como a la gente común.

Las medidas antipopulares están elogiadas por Occidente

Aunque la legitimidad del putinismo está cayendo por su política antipopular (quitar las pensiones, meter más impuestos y cobranzas nuevos, ignorar las desigualdades africanas), esta misma política está elogiada por el Banco Mundial y el FMI. Al Occidente colectivo le gusta que regresen los viejos tiempos yeltsinianos. Ahora Rusia es mucho más débil económica y culturalmente, el país parece más fácil para “crackearlo” económicamente, pero al mismo tiempo el país está mejor controlado por el capital nacional mediante un líder autoritario - Putin.

Al Occidente no le gusta el plan político del putinismo

De la misma manera reaccionan los neoliberales internos: los más caníbales también están felices por la liquidación de las pensiones y su mantra suena así: «si, falta la democracia en Rusia, pero casi todo está privatizado y cuanto menos protección social, mejor. Poco a poco el mercado y la propiedad privada harán su trabajo». Estas esperanzas recuerdan a Trotsky. Si los neoliberales están satisfechos con la propiedad privada de los oligarcas, Trotsky (le también faltaba la democracia en la URSS de los 1930) estaba satisfecho con la nacionalización/socialización de la propiedad de los latifundistas y los dueños de las fábricas, esperando que este hecho haría su trabajo para avanzar rumbo al verdadero comunismo. Si el fundamento de la URSS fue la socialización de las grandes propiedades, el fundamento de Rusia post soviética es el robo de las grandes propiedades públicas por la oligarquía creada en la época de Yeltsin y favorecida por Putin.

Sí, falta la democracia… Eso lo constan permanentemente en Occidente y lo repiten no solo los neoliberales rusos (que tienen todo el apoyo de Occidente), sino la izquierda también (perseguida dentro del país, mientras Occidente tampoco da refugio a los disidentes de la izquierda).

Según los pipiolos neoliberales, que protagonizaron durante «la rebelión de los ricos» en Moscú en 2011/2012, en los años 2000 se trataba de salvar la civilización: ellos votaban por Putin, como por un “salvavidas” simbólico. Putin con su “mano dura” les parecía conveniente para recuperar la economía, subir la disciplina fiscal mediante el refuerzo de la burocracia y del estado como tal. Al mismo tiempo se continuaba la privatización, se reducía el ejército, etc. No obstante para el año 2011 la civilización fue restaurada, ya «todos» comían más o menos bien y tenían ropa de moda, por eso surgió la demanda de la democracia, centrada para los neoliberales en las cosas abstractas como la lucha contra la corrupción y por los derechos LGBT. Además para este tiempo ya se formó el capital nacional ruso, que demostró sus ambiciones en 2008 en Georgia, por eso Occidente también se interviene más activamente en la política interna rusa.

Sin embargo la agenda de los neoliberales es tan lunática, como la política putinista. Los moscovitas irritados durante las movilizaciones de 2011/2012 abuchearon los discursos neoliberales (y casi no había otros! imaginen un gran mitin y el público está abucheando a los organizadores, que paradoja!). Al ciudadano irritado no le interesa «sobre la corrupción y en torno de la Embajada de EE.UU», el ciudadano irritado está harto de las reformas neoliberales elogiadas por el BM y el FMI, le interesa justo lo contrario: trabajo digno y futuro seguro. La lucha contra la corrupción no genera empleo, los funcionarios no roban tanto, como los oligarcas, «legítimos» para la oposición neoliberal. Además los líderes de la opinión pública neoliberal, cuando el oficialismo les deja gobernar en ciertas regiones, demuestran que también roban (sin hablar de que todo el bloque económico del gobierno es neoliberal). O sea la gente no está contra el estado, sino contra sus desviaciones neoliberales. Mientras Occidente y los neoliberales caseros no están contra las desviaciones, sino contra el estado como tal (la propiedad soviética ya está privatizada, falta solo una administración colonial de EE.UU., como en Kiev).

El candidato del PCFR, empresario Grudínin en 2018 sugirió el camino escandinavo y en seguida fue denigrado y políticamente liquidado por toda la maquina de propaganda del oficialismo. Por supuesto no tuvo apoyo de los neoliberales. Técnicamente Grudinin podría ganar, había “democracia” suficiente para eso, pero no tuvo apoyo de la oposición neoliberal, que prefirió el boicot (totalmente conveniente al putinismo).

Es poco probable que a los opositores neoliberales les interese el desarrollo de Rusia, están rallados por el tema de la corrupción y LGBT (que son los últimos en el TOP de los problemas), están rallados por la democratización (pero ya la vimos en los 1990, cuando todas las elecciones las ganaban los criminales). En el plan económico les gusta todo que les gusta al BM y el FMI. Unos abiertamente apoyan las medidas antipopulares del gobierno, otros siendo populistas borran sus textos, en los que antes demandaban las mismas medidas (Navalniy).

Hace falta una nueva oposición con un lenguaje nuevo. El problema clave de Rusia es que su economía interna siendo casi africana ya no corresponde a su política externa. Por la debilidad económica se está volviendo cada vez más vulnerable la defensa del país. Nos urge frenar el flujo cerebral y del capital (más igualdad? menos oligarquía?), nos urge reforzar la defensa (un ejército popular?). El discurso neoliberal es totalmente contrario: liquidación del estado, liquidación del ejército, respeto por la oligarquía, la adicción por Occidente y el voto censitario.

sábado, 28 de octubre de 2017


Sigan nuesto evento "Capital de la Revolución contra el Capital":

https://www.facebook.com/events/283263522181561/?acontext=%7B%22action_history%22%3A[%7B%22surface%22%3A%22dashboard%22%2C%22mechanism%22%3A%22calendar_tab_event%22%2C%22extra_data%22%3A%22[]%22%7D]%2C%22ref%22%3A1%2C%22source%22%3A2%7D

El tour está destinado a los reyes y aristócratas, a los nuevos ricos, que se preocupan por las ondas revolucionarias, que sistemáticamente sacuden el planeta, también a los estudiantes interesados en la teoría de las élites. 

La meta del evento es formar un grupo de 5 a 10 personas.

Resumen del tour:

1) Los radicales rusos vs Marx y todo el mundo: 3 Revoluciones Rusas, Guerra Civil e Intervención Militar de los estados clave del Occidente y sus satélites en 1918 - 1921
2) Revolución anticlerical y relaciones con la iglesia (God-Building bolchevique)
3) Revolución urbanística en Moscú: de una favela tercermundista a la ciudad mundial
4) Stalin/GULAG/KGB vs Marx y contra todo el mundo: la victoria contra el fascismo paneuropeo: intervención militar de los estados clave del Occidente en 1941-1945
5) Cosmismo ruso y carrera espacial
6) Los años 1960-1970: economía de la URSS y paridad militar con el Occidente
7) Teorías principales del colapso de la URSS en los años 1980 (para la caída de Roma hay más de 200 explicaciones).

Duración del tour: 4-5 hrs

Itinerario del tour: Palacio de los Soviets, calle Internacional Comunista, Avenida Máximo Gorkiy, Plaza Karl Marx, Plaza Felix Dzerzhinsky, Plaza de las Puertas Rojas, feria VDNKh. Por el camino vamos a ver como evolucionaba la arquitectura de la vanguardia soviética para el gran estilo de los años 30.

Usamos transporte público (metro/bus), caminamos a pie.

Quién soy yo para guiarles?

En Moscú hay más de 100 guías hispanoparlantes como yo, licenciados por la Asociación de Guías-Intérpretes. Muchos guías son mujeres bellas, deleitables, que hablan un español perfecto. Entusiastas de su profesión. Además hay guías "piratas" - estudiantes, inmigrantes de España y Sudamerica, que no pagan impuestos, contribuciones, etc. Lo más probable que usted se quede desilusionado de sus excursiones, porque ellos no saben mucho, pero también es muy divertido que usted pueda conocer la policía de Moscú, que según la Ley de Turismo, debe prevenir las excursiones ilegales y multar a los guías impostores.

¿Pero quién soy yo? Si supongamos que vivimos en un mundo ideal de la competencia justa, ¿que distinciones tengo?

Estoy concentrado en la historia soviética y trato de ser máximamente actual: análisis de sistemas mundo, cliodinámica de Turchin/Nefedov/Goldstein, etc. No soy rusocentrista, solo creo que la URSS fue el punto culminante de la historia rusa. Soy un crítico consecuente del grupo gobernante de Yéltsin-Putin, sin embargo estoy contra el doble rasero y no creo que el Occidente tenga una superioridad moral sobre los nuestros “hdp”.

http://guiademoscu.blogspot.ru/2010/06/responsabilidad-de-los-intelectuales.html

Mi especialidad son las narrativas diferentes de nuestra historia milenaria: sea liberal, imperial, nacionalista, etc.

Me gustan todas las cosas no triviales y de vez en cuando tengo el don de improvisar.

Mis reflexiones dolorosas sobre mi lugar en el mercado:

http://guiademoscu.blogspot.ru/2010/07/acerca-de-mi-clientela.html

https://www.facebook.com/guia.demoscu/posts/629632423862672

http://guiademoscu.blogspot.ru/2015/10/que-vivan-los-guias-privados.html

domingo, 14 de mayo de 2017

campos de concetración para los gay

A Putin lo critican por los "campos de concentración para los gays". Pues Putin inaugura en el Kremlin un monumento al pederasta más famoso de Moscú - Serguei Romanov, tio de Nikolai II!

Los últimos días a Putin lo critian por los supuestos "campos de concentración para los gays" en Chechenia. No soy experto, no obstante hace unos años un escritor checheno (Guerman Sadulaev, bastante talentoso) realmente declaró, que Chechenia sí padece un elevado grado del homosexualismo debido al fanatismo religioso-machista. Las mujeres allí son solo para los ricos: los muchachos jovenes se quedan sin acceso a las muchachas. Y es cierto que el comportamiento de los chicos del Cáucaso en las regiones rusas está bien maracado por la preocupación sexual, cómica y amenazadora al mismo tiempo. Ramzan Kadýrov, el presidente de Chechenia criticó al escritor Guerman Sadulaev: "Usted no es un checheno ya!" (cuando el libro más famoso de él se llama justo "Soy checheno"). Bueno, también oí hablar de este fenómeno paradoxal a otros amigos del Cáucaso. Las demasias anty gay en Chechenia son posibles.

Para neutralizar esta crítica Vladímir Putin hace poco inauguró en el area del Kremlin un monumento al pederasta más famoso de los últimos años del Imperio de los Romanov - al gran príncipe Serguei Romanov, tio del zar Nikolai II. Serguei Romanov fue un típico representante del grupo gobernante de Nikolai II: un pederasta (igual que el asesino de Raspútin - el príncipe Felix Yusúpov). Serguei Romanov fue un general gobernador de Moscú y fue responsable por la catástrofe en el campo Khodynka, cuando durante las festividades de la inauguración de Nikolai II se murió mucha gente, resultado del "event managment" de Serguei Romanov. Desde ese evento el pueblo apodó a Nikolai II - el Sanguinario. Además Serguei Romanov fusilaba en masa a los obreros, deportaba a los judios, etc. Hasta que al fin y al cabo no fue asesinado por un radical socialista revolucionario (estes radicales, en parte agentes de la Policia Secreta de Nikolai II, mataron a la mitad de los gobernadores de Rusia, mataron a varios ministros, etc. En Rusia todos odiaban a los Romanov, así que estos "autoatentados" dejaban salir el vapor para la plebe y para los radicales, mientras los Romanov apretaban las tuercas cada vez más).

Un monumento más dentro de la lógica de la restauración de la esclavitud.