martes, 27 de julio de 2010

acerca de mi clientela)))

¿acaso Montaigne no fue un turista? ¿Goethe no lo fue? Y Byron. Y antes, Ibn Jaldùn, Ibn Batutta, Ptolomeo, Heròdoto: turistas.

Rafael Chibres (Crematorio).

miércoles, 21 de julio de 2010

lunes, 19 de julio de 2010

Mayakovski: 117

Oigan;
si encienden
las estrellas
es porque alguien las necesita. ¿verdad?
Es que alguien desea que estén,
es que alguien llama perlas a esas escupitinas.
Resollando
entre tormenta de polvo al mediodía
penetra hasta Dios,
teme haber llegado tarde
llora,
le besa las mano carniseca,
implora
que pongan sin falta una estrella
jura
que no soportará ese tormento
Y luego
anda preocupado,
aunque aparenta calma.
Dice a alguien:
¿ahora no estás mal, eh?
¿A que ya no tienes miedo?
Oigan, si encienden
las estrellas
es porque alguien las necesita ¿verdad?
Es indispensable
que todas las noches
sobre los tejados
arda
aunque sea una sola estrella.

Vladimir Mayakovski fue un poeta revolucionario, al pie de la letra fue el miembro del partido obrero social-demócrata de los bolcheviques y por haber sido la voz de la revolución rusa - claro que Mayakovski estaba en un conflicto ontológico con los literatos tradicionalistas.

Son escalofriantes las líneas confusas por causa del odio, que le dedicó otro escritor ruso Iván Bunin desde su despacho emigratorio en París (barin-aristócrata Bunin se fue de Rusia Soviética en 1918):

“…opino, que Mayakovski se quede en la historia literaria de los años del bolchevismo como el más bajo, el más cínico y el más dañino servidor del canibalismo soviético en cuanto a su alabanza literaria y de esta manera a su influencia en el populacho – aquí no basta con tomar en cuenta solo a un Gorki, la propaganda del cual con su fama mundial, con sus grandes y primitivas capacidades literarias de la mejor forma convenientes para el gusto de la muchedumbre, con gran fuerza de teatro, con las mentiras homéricas y con insistencia sin precedente prestó tal ayuda terrible y criminal al bolchevismo realmente a la “escala planetaria”. Y el Moscú soviético le pagó por todas sus alabanzas {a Mayakovski} no solo con gran generosidad, sino con el exceso idiota – por toda la ayuda, en el asunto de la perversión de la gente soviética, en la baja de su genio y gusto. En Moscú Mayakovski fue exaltado no solo como un gran poeta. Con motivo del reciente aniversario de su suicidio “El periódico Literario” declaró, que “el nombre de Mayakovski se encarnó en barcos, escuelas, tanques, calles, teatros y otras cosas duraderas. 10 barcos “Vladimir Mayakovski” circulan por los mares y ríos. “Vladimir Mayakovski” fue trazado en la coraza de 3 tanques. Uno de ellos llegó hasta Berlín, hasta el mismo Reichstag. El avión de asalto “Vladimir Mayakovski” abatía al enemigo desde el aire. El submarino “Vladimir Mayakovski” hundía a las naves en el Báltico. El nombre del poeta lo llevan: una plaza en el centro de Moscú, una estación del metro, un callejón, una biblioteca, algunos museos, la unidad administrativa en Georgia, un pueblo en Armenia, una aldea en Kaluzhskaya oblast, un pico de Pamir, el club de literatos en Leningrado, calles en 15 ciudades, 5 teatros, 3 parques, escuelas, koljozes… ”.

En esta crítica viperina Iván Bunin tuvo sus razones, y no obstante bajo las circunstancias de la situación política, mucho más tuvo razones ajenas – las de los enemigos de la URSS. Lo que explica muy claro, porque el escritor fue honrado con el correspondiente en este caso premio Nobel.

De todos modos es obvio, que Mayakovski, como poeta de la revolución, de la colectivización, de la industrialización y de las demás “…ciónes” - pero sobre todo, de la “ética nueva” fue el oponente principal de aquellos, quienes vivían muy lastimosamente la destrucción del imperio ruso y los martirios de la creación del estado soviético.

Usualmente suelen oponer Mayakovski a Mijail Bulgakov, quien a diferencia de Iván Bunin no se fugó al extranjero para disfrutar de los premios tipo Nobel, sino se quedó en Rusia (hay que notar que Stalin lo apreciaba mucho, al visitar varias veces su pieza de teatro “Días de los Turbín”). Mijail Bulgakov, fue continuador de la tradición, conservador, pobre, criticado fuertemente desde todos lados, muy solo y durante muchos años sin recibir reconocimiento tuvo bastantes motivos para odiar al poeta. Sin embargo a pesar de tantas discrepancias, los 2 incluso a veces jugaban al billar. Y hasta en el billar Bulgakov siempre perdía a Mayakovski. De todos modos, unos incluso afirman, que Bulgakov representó al poeta en su novela “El Maestro y Margarita” como Judas. Es que Mayakovski en su tiempo incluso juzgó en público a Gorki (el abogado de la elite intelectual), en cierto sentido traicionó a sus colegas por la Frente Izquierda del arte, etc.

Y al mismo tiempo también es verdad que a Mayakovski le sobraba el talento. Para comprobarlo basta con leer cualquier de sus versos. A la par de Alejandro Ródchenko y otros artistas revolucionarios Mayakovski fue uno de los creadores del vanguardismo soviético, enriquecido tanto al mundo del arte y a esto no se le puede negar.

Tal vez, que el poeta se cayera en una trampa de mala compañía como eso suele pasar con todos los poetas: no son pocos los libros, escritos sobre las relaciones muy extrañas entre Mayakovski y una tal Lilia Brik. Filósofo Sergei Kara-Murza cita en uno de sus libros el texto de A.Vaksberg “Lilia Brik”, un texto de los muchos, que salen todos los días en Rusia para volver a pisotear la enésima vez el cadáver de la URSS. “Una historia, descrita por A.Vaksberg, da asco, del cual uno se estremece, si va a comprenderlo en el marco de la moral habitual. Siempre he tratado de evitar cualquiera información sobre Mayakovski y Lilia Brik, no lo quiso saber. Y leo el libro de A.Vaksberg “de principiante”. Que no se enfade A.Vaksberg, pero así fue como él representó el caso: en torno del poeta se formó una especie de la corporación judía. Al aprovechar el enamoramiento loco de Mayakovski de Lilia Brik, esta corporación al pie de la letra devoraba al poeta, es difícil encontrar otra palabra. En el libro hay una foto terrible: en agosto del 1930, al saber, que el gobierno había decidido pasar a Lilia Brik la mitad de la herencia del poeta suicida (los derechos de autor), esta corporación se emborrachó de regocijo y estampó sus rostros felices. A.Vaksberg escribe: “El decreto del gobierno de entregar la herencia a Lilia Brik, lo festejaron justo en Pushkino, en la casa de campo, donde cada árbol y cada arbusto todavía recordaban la voz retumbante de Vladimir Mayakovski. Los Aragón se fueron y entonces todos se quedaron en su compañía y de esta manera pudieron abandonarse a la alegría sin ningunas limitaciones” [el autor del blog, igual que S.Kara-Murza, no tiene nada contra los judios, quienes son una parte idispensable del "mundo ruso", pero asì se presentan las relaciones entre el poeta y Lilia Brik por muchos criticos, quienes muy a menudo tambièn son judios].

El ataúd con el cuerpo del poeta estuvo expuesto tres días en la casa 52 de la calle Vorontsov, donde hasta el presente se ubica La Casa Central de los Literatos. La muchedumbre estuvo de pie no solo a lo largo de la calle, sino también en la plaza de la Rebelión.

Apenas hace un mes en la misma sala, donde estuvo el ataúd, Mayakovski dirigía las excursiones por su exposición personal “20 años de trabajo”. El entierro de Mayakovski pasó al tercer día desde su muerte – el 17 de abril. No había ningunas flores, el único adorno del ataúd fue la corona de hierro, compuesta por martillos, volantes y tornillos, con una escritura lacónica: “Al poeta de hierro – la corona de hierro”. La comisión funeral decidió, que el cuerpo de Mayakovski sería incinerado en el crematorio del monasterio Donskoi, que se había abierto desde hace 3 años y su uso en aquel entonces era todavía una novedad en Moscú, un peculiar vanguardismo, correspondiente a la imagen del poeta.

Yo emborronaré el mapa de lo vulgar
vertiendo la pintura en un vaso.
En un plato de gelatina mostré
los pómulos oblícuos del océano.

En las escamas de un pez de hojalata
leí la llamada de nuevos labios.
Y usted
¿se atreve
a tocar un nocturno
en la flauta de los canalones?


La página web del museo Mayakovski les ofrece una excurción virtual, pero les pido, que bajen el volumen, porque la música es horrorosa)))

martes, 13 de julio de 2010

el asombroso triunfo de los nazis (en Europa)

Extraído del libro de Olég Matvéichev “El modo imperativo” (p. 96):

“…En la nueva estrategia de guerra lo principal fue que ahora en la guerra participa no solo el ejército, sino toda la población. Hitler escogió la estrategia de las acciones indirectas: él se esforzaba por destruir las comunicaciones del enemigo, enlaces, sistema de dirección; se esforzaba por paralizar el espíritu y la voluntad, no solo de los ejércitos, sino de los gobiernos y de los pueblos de los países por conquistar.

Hitler entendía como ningún otro antes de él, que en la guerra lo que determina todo es el espíritu. La diplomacia alemana desinformaba a los rivales todo el tiempo, los enemistaba y no les dejaba unirse. A todos ellos Hitler les prometía ayuda, y todos pensaban que se engañaban mutuamente, cuando de hecho a todos les engañaba Hitler. La propaganda alemana influía en los medios de comunicación de Europa y constantemente inspiraba el horror ante el ejército alemán. Fueron realizadas acciones demostrativas de amedrentamiento como, por ejemplo, el bombardeo de Guernica.

Los países europeos fueron infiltrados por los espías alemanes, listos para iniciar las maniobras de sabotaje en carreteras, ferrocarriles, puentes y otros objetos estratégicos. Los agentes de influencia y los alarmistas propagaban rumores falsos y sembraban el caos y el pánico. Cuando los tanques alemanes invadieron toda esa grande maquinaria se ponía en marche y la gente huía aterrorizada, abandonando todo. El ataque se realizaba siempre de súbito en un lugar inesperado y los ejércitos no alcanzaban a reaccionar. Cuando todo terminaba, los pueblos y los gobiernos capitulaban.

Luego sigue una bastante larga y voluntaria cita del libro de Maxím KaláshnikovInvasión desde el futuro”, sin embargo, hay que tener en cuenta, que en esta cita se describe lacónicamente la conquista de toda Europa por Hitler: “Se creía que el ejército polaco era más fuerte que el ruso, ya que los polacos ganaron la guerra del año 1920, y por eso Inglaterra y Francia preferían tener como aliado no a Rusia, sino a Polonia. En su turno, los polacos estuvieron seguros de que iban a resistir el asalto de alemanes: los franceses les prometieron que el día 15 de la guerra pasarían a la ofensiva general en el frente occidental…

La nueva máquina de guerra empezó a funcionar, y eso fue tan sorprendente, que los mismos alemanes se asombraban de sus éxitos. Los 600 tanques del 16to cuerpo de tanques rompieron la defensa polaca y, al avanzar 240 kilómetros, en 18 días llegaron a Varsovia. El cuerpo de Guderian en 2 semanas superó 700 kilómetros y alcanzó Brest. El 16 de septiembre el gobierno de Polonia huyó a Rumanía. Rodeados, 700 mil soldados polacos depusieron las armas…

Muchos historiadores y políticos acusaron Francia por no ayudar a Polonia, pero en realidad el ejército francés simplemente no pudo hacerlo. La nueva arma destruyó todos los planes. En la campaña polaca apareció el suplemento espléndido a la formula: “Fuerzas Aéreas + grupos de operaciones especiales + propaganda + “quinta columna” + terror” – la estrategia integral de tanques y de maquinas de Heinz Guderian.

Ya en abril de 1940 en París se editó el libro “Invasión alemana en Polonia”, que sembraba el terror ante la actividad de la “quinta columna” de Hitler… Los periódicos occidentales informaban de los millares de espías alemanes que ayudaban a las divisiones de Hitler en marcha. Y por supuesto, el temor salvaje a los alemanes que causaban las fotos de periódicos y los cuadros de crónicas, que mostraban las escenas de los encarnizados bombardeos aéreos de Varsovia. Tomemos nota: justo fueron los furiosos ataques aéreos los que definitivamente quebraron la voluntad de los altos mandos de Polonia, que fugaron del país en pánico...

La campaña polaca demostró en todo su esplendor, lo que pueden lograr los grupos de operaciones especiales. “El método de la dirección global de una guerra con el uso de tropas vestidas con el uniforme del enemigo, elaborado por Canaris, va a jugar en futuro un papel mucho más importante, que antes” (Citamos del libro de D.Mélnikov y L.Chórnaya “Almirante de dos caras” - М., Издательство политической литературы, 1965 г. С. 61—62).

Hitler acabó con Dinamarca tan solo en un día… Entonces, el 9 de abril de 1940 por la madrugada, los kobmendenses (habitantes de Copenhague) se despertaron por culpa de los aviones que volaban zumbando por encima de sus techos. Al salir corriendo a las calles los daneses vieron en las encrucijadas a soldados en uniforme desconocido. A las 9 de la mañana la emisora estatal de Dinamarca transmitió el comunicado del comandante general alemán von Kaupisch: listo, señores, el país está ocupado por nosotros para prever la invasión de los ingleses. Entonces, guarden tranquilidad, obedezcan y hagan sus asuntos usuales. Luego, el locutor leyó el comunicado del rey Cristian. El país resultó ocupado tan solo en una hora. Los alemanes burlándose pisaron el Pacto de no agresión y sus tropas, como por encanto, aparecieron en puntos clave del país por la mañana del 9 de abril.

¿Cómo? Pusieron a correr rumores. El 11 de abril el “Times” de Londres informó, que los alemanes se escondían en las bodegas de los barcos, que habían entrado en el puerto de Copenhague en vísperas, que ellos se escondían en el pontón volante cursando entre Alemania y Dinamarca. Los alemanes vivientes en Copenhague con gusto servían de guías de las tropas hitlerianas, indicándoles los atajos más cortos a los ministerios daneses, radios, oficinas de correo, telégrafos, centros de dirección de las carreteras y ferrocarriles. Se volvió a hablar de la horrorosa y omnipresente “quinta columna” de Hitler.

Cuando a las 4 de la mañana el 9 de abril las tropas alemanas empezaron la invasión, delante de ellos ya había trabajado un pequeño grupo de operaciones especiales. Este había penetrado a través de la frontera en vísperas de invasión, la noche 8 de abril, para prevenir la explosión de los puentes importantes. Pero resultó que los despreocupados daneses no habían siquiera pensado en minarlos. Exitosamente debutaron los matones de “Brandeburgo” – su sección, revestida con el uniforme de los daneses, se apoderó del puente del estrecho Belt. Los “brandeburguenses”, junto con la gente de la organización militar de Abwehr “Noruega”, operativamente tomaron los objetivos de mayor importancia estratégica en la zona fronteriza. Las tropas terrestres alemanas se lanzaron con rapidez de un relámpago a través de la frontera sur de Dinamarca, entrando en la provincia Schleswig Norte, donde vivían 30 mil alemanes. ¿Y toma de la misma Copenhague? ¡Vaya circo! Había que ocupar los puntos clave de la capital danesa muy rapido, para aplastar todavía en gestación cualquier idea de resistencia. Para eso los hitlerianos decidieron introducir en el puerto de Copenhagen un barco civil „Gazenshtadt Danzig“ con un batallon de soldados a bordo, y a la carrera ocupar la ciudadela dominante sobre puerto, para convertirla en seguida en el puesto de mando para las acciones de las tropas de desembarco, y al mismo tiempo ocupar la radio de la ciudad – no solo para comunicarse con Berlin y con las tropas, sino para aplicar una presión psicologica a los daneses. Así, en unas horas, por el precio de solo 20 alemanes muertos, el país de los daneses perdió su independencia, y se hizo parte del imperio de Hitler. Hasta la misma caida del Tercer Reich en mayo de 1945, los daneses obedecían puntualmente a los conquistadores alemanes y los abastecían con s artículos de alimentación.

Antes de invadir a Noruega Hitler adquirió allí su “caballo de Troya” – un fiel mandón, listo a acostarse bajo los alemanes para obtener el poder en el país. Un ambicioso canalla, que tuvo su red de partidarios y combatientes. Ese fue Vidkun Quisling. La madrugada del 9 de abril en Oslo empezó con el aullido de las alarmas aérea. La gente supo de los combates en el Fiordo de Oslo y de los disparos en 2 aeropuertos de la capital: Fornebu y Kjeller. La gente aterrorizada vio las siluetas de los bombarderos alemanes, que volaban en vuelo rasante encima de los techos de los edificios. Los alemanes no lanzaban bombas sino que disparaban las ametralladoras para amedrentar. El terror, causado por la Luftwaffe, también funcionó aquí. A la memoria de la gente en seguida venían los cuadros de la Varsovia ardiente. A eso de las10 horas de la mañana, por la radio dijeron que sería mejor para todos los habitantes de Oslo quedarse en la ciudad. Y empezó el pánico.

“En la entrada del metro pelearon las personas enloquecidas, tratando lo más rápido de refugiarse en los túneles subterráneos. Algunos trataron de esconderse en los portales de los edificios, alguien corrió al parque del Palacio. Una parte de población escapó, y trató de huir de la ciudad. La gente empujaba carretillas, se encaramaba en los camiones, tomaba por asalto las estaciones de ferrocarriles, donde todo el material rodante estaba hasta los topes. Los trenes partían a las regiones del campo” (NIEUWE ROTTERDAMSCHE COURANT, el 14 de abril de 1940).

Nadie cabía en sí del miedo, abatimiento y de dudas. Corriendo en choque y estremecidos, los ciudadanos paralizaron el transporte, llenaron las carreteras, y entonces, incluso con toda la voluntad, ya fue imposible lanzar las tropas noruegas a las afueras de la ciudad para los combates. Al mismo tiempo, y aprovechando el lio total en Noruega, los hitlerianos ocuparon los aeródromos cerca de Oslo. Entonces llegó a tiempo y muy despierto Quisling. Aprovechando el lio total en Oslo, él organizó un golpe de estado.

Corrieron muchos rumores. La gente trató de dar incluso una explicación parcial del éxito milagroso de las tropas alemanas de desembarco y de las siguientes acciones de los alemanes. Los noruegos hablaban, de que en todo lo sucedido, el sabotaje jugó un papel no de poca importancia. Fueron usadas falsas órdenes, tanto escritas como orales, gracias a las cuales las tropas noruegas, pese a la situación y antes de tiempo, dejaron de resistir. Las líneas que iban de la costa a los campos de minas, cerrando el paso hacia Fiordo de Oslo, resultaron cortadas.

Según atestiguó Loe de Jong, un enorme papel en la agitación de las pasiones en torno de los espías y confabuladores, lo jugó el articulo del corresponsal del “Chicago daily news”, Leland Stowe, quien al salir de Noruega a Estocolmo pregonó a todo el mundo, que los alemanes habían creado dentro del país un enorme “caballo de Troya”, usando el soborno, los agentes secretos y los traidores dentro del aparato de gobierno y de las Fuerzas Navales. La prensa mundial reimprimió el artículo de Stowe. <…>

miércoles, 7 de julio de 2010

Obrero y Koljoziana - guardafronteras del modernismo

Todo el mundo sabe sobre la estatua “Obrero y Koljosiana”, la obra maestra de Vera Mukhina, que además hasta el presente sigue siendo el logo de los estudios “Mosfilm”. Podemos ver este monumento recién renovado en una de las entradas de VDNKh (por su sigla en ruso – la Exposición de los logros de la economía nacional – es un verdadero “Machu Picchu” soviético, que requiere un ensayo aparte). Sin embargo pocos recuerdan que Obrero y Koljosiana también fue uno de los primeros en recibir el golpe del fascismo paneuropeo.

La Exposición Internacional de París de 1937 fue el lugar, donde estrenaron la estatua como pieza central del pabellón soviético. Y claro, los organizadores de la exposición hicieron que el pabellón soviético se situara justo enfrente del nazi. Como si unas fuerzas siniestras (para identificarlas hay que solo ver la lista de los organizadores) quisieran que los rusos y los alemanes se enfrentaran para aniquilarse.

“Hubo incomodidad, porque resultó que nuestro grupo “Obrero y Koljosiana” volaba como un torbellino justo frente a los fascistas, - memoraba Vera Mukhina. – Pero fue imposible dar vuelta a la escultura, ya que iba en el sentido del edificio. <…> Los alemanes estuvieron mucho tiempo en espera, queriendo saber la altura de nuestro pabellón junto con el grupo escultural. Y cuando lo determinaron, entonces edificaron sobre su pabellón, una torre 10 metros más alta que la nuestra. Y por encima sentaron un águila. Pero el águila fue pequeña para tal altura y tuvo un aspecto bastante apocado”.

Hay que subrayar, que el padre del Obrero y la Koljoziana fue el arquitecto Borís Iofán (el nombre clave para el estilo imperio de la época). Como escribió Iiofán, “muy pronto nació la imagen de un joven y una muchacha, que personificaban a los dueños de la tierra soviética: la clase obrera y el campesinado koljoziano. Ellos alzaban muy alto el emblema de la URSS, la hoz y el martillo”. Sin embargo, algunos críticos dicen que esta imagen ya había sido repetida varias veces en aquel entonces, y que lo que hizo Iofán fue acudir categóricamente a lo que flotaba en el aire. Al mismo tiempo el secretario de Borís Iofán afirmaba, que el arquitecto había sido inspirado por la estatua clásica “Tiranicidas”.

El pabellón alemán fue obra de Albert Speer, el arquitecto predilecto de Hitler (y ministro de armamentos y guerra en futuro). Como cuenta Speer en sus memorias, él logró penetrar en el despacho donde se guardaban los diseños del rival – del pabellón soviético. Y entonces él descubrió de antemano que el pabellón soviético, adornado con las estatuas gigantes de Obrero y Koljosiana, encarnaba el embate de acero. El edificio fue todo un movimiento de formas horizontales, crecientes, hasta convertirse en la vertical de un pilón despegándose de la tierra. Vera Mukhina expresó muy bien el movimiento del pueblo soviético hacia adelante, hacia el comunismo. Y el pabellón alemán, construido en forma de la cifra romana “III”, según Speer, tenía que parar este embate.

Al lado de la torre gigante del pabellón alemán fue instalado un grupo escultural de Josef Thorak “Comandita”, cuyas figuras querían simbolizar la potencia de la Alemania Nazi.

“Speer contra Iofan con Mukhina. El águila contra la hoz y el martillo. Brutal clasicismo nórdico contra el constructivismo rojo, - comenta un blogger ruso varjag-2007. – Alemania contra la URSS. El resultado, el escudo enorme del Reich Nazi – el águila, agarrando la esvástica - se quedó directamente justo cara a cara con el obrero y la koljosiana. Sin embargo, la dinámica fantástica de la estatua, subrayada por el crecimiento de las masas arquitectónicas del pabellón, tanto dominaba en el panorama de la rivera del Sena, que la torre estática no solo no pudo parar su corrida ligera, sino que pareció simplemente un obstáculo bobo”.

Alexei Zamkov, el marido de Vera Mukhina (famoso médico, prototipo del profesor Preobrazhenski de la novela “Corazón de perro”) recordaba, que “Un día, poco antes de la terminación de las obras, vino uno de los obreros españoles que trabajaban cerca en el pabellón de la España republicana, y nos aconsejó revisar urgentemente las cabrias. Y no fue en vano. Uno de los cables estaba un poco aserrado. En el caso de ponerle carga esa cabria se hubiera roto sin remedio, lo que provocaría en su turno la destrucción irrecuperable de la estatua. Llamada en seguida la policía de París, se quedó hecha una pieza y puso cara de que eso no podía ser, porque eso no podía ser nunca: “En París, monsieur, estas cosas simplemente no se hacen”. Aquella misma tarde los voluntarios de los emigrantes rusos, partidarios de la idea de Stalin de la construcción del socialismo en un solo país, se pusieron a vigilar el terreno del pabellón soviético.

Igual que los amigos, aparecieron los detractores, - recordaba Vera Mukhina. – Nos perseguían los corresponsales fotográficos de ciertos periódicos burgueses que querían sacar fotos del pabellón junto con la escultura antes de que todo estuviera listo. Las piezas de hierro desarmadas tenían un aspecto poco atrayente”.

Los obreros de Francia, y sobre todo, de España, al pasar por el sector soviético, entraban en el solar de construcción y saludaban a las cabezas gigantes, que todavía estaban en la tierra, con el movimiento de la mano cuyos dedos fueron apretados en el puño.

¡Sus nietos y tataranietos, como todos los demas, son bienvendios en Rusia! El obrero y la koljoziana les esperan en VDNKh.

sábado, 3 de julio de 2010

¿Occidente ha renunciado al modernismo?

El politólogo ruso Sergei Kurginian en su análisis parte del concepto según el cual la historia de la humanidad se divide en pre-modernismo, modernismo, y las fases que siguen tras el fracaso del modernismo: el posmodernismo y el contra-modernismo.

A juicio de Sergei Kurginian, hoy día nosotros vivimos la ruptura del paradigma modernista que empezó a desarrollarse desde hace 5 siglos. De un lado regresamos a la religión (el contra-modernismo de Arabia Saudita, Irán, Pakistán y otros países, que renunciaron al modernismo) y de otro lado rechazamos el humanismo, la democracia, cambiando estas metas del modernismo por los derechos de las minorías, por la eliminación del estado, etc.

"Entonces, aparece cierta tragedia del modernismo, la que consiste en lo siguiente: a lo largo de los siglos el modernismo ha sido una suma de 2 grupos – el conservador y el liberal. Y el consenso se ha dado entre lo que nosotros los liberales y nosotros los conservadores de la misma manera le juramos al modernismo. Estamos en el marco del mismo modernismo y trabajamos dentro de él. Ahora, cuando el marco esta deshaciéndose, de pronto resulta, que los liberales, que se convierten en los posmodernistas, y los conservadores, que se convierten en los contra-modernistas, se ven a través de las miras telescópicas.

Es el caso más frecuente. ¡Pero a veces ellos incluso se asocian como mafias! Así, por ejemplo, nosotros entendemos que los grupos europeos se aliaron muy fuertemente con el islam y con los sectores más radicales de este islam. Lo podemos ver en el caso de la guerra con la Unión Soviética. Contra nosotros usaron el arma del islam. ¿Acaso en 2001 no la empezaron usar contra los Estados Unidos? Y eso significa que la usaron contra el modernismo como tal. ¿Pero quién?

Resulta que dentro de los límites de la sociedad occidental hay grupos que están bastante opuestos al mismo proyecto del modernismo. ¿Por qué? Voy a hacer una pregunta muy estúpida, la más primitiva. Imaginemos que 1,5 mil millones de chinos y 1 mil millones de indios, al traspasar la barrera del modernismo, puedan vivir como estadounidenses (es decir, van a tener los chalets, 2-3 coches para una familia, etc.), si 2,5 mil millones de la gente se une al modernismo, ¿lo aguantará el existente orden del mundo? ¿Puede el existente orden del mundo (europeo, estadounidense, el que sea) recibir a 2-2,5 mil millones de personas con el mismo nivel de vida que tiene hoy la sociedad occidental? ¿Sí o no? ¿Es posible o imposible?

En efecto, tenemos que reconocer, que no. La sociedad occidental no está lista para recibir 2-2,5 mil millones de las personas, viviendo según sus propias leyes. Los Estados Unidos no están listos a reconocer según las leyes del modernismo, que China le ha ganado a Estados Unidos. Y cuando la gente pierde según ciertas reglas, pero no quiere reconocerlo, ¿qué hace? La gente cambia las reglas. Entonces, ahora surge la cuestión del gran cambio de las reglas, o, como se dice, del cambio del paradigma. El modernismo se acabó, queda cancelado. “¿Como cancelado? ¿Y la China, y la India, y todos los demás?” ¡Cancelado! Resulta, que una parte de humanidad vive bajo las leyes del posmodernismo y juega – son los señores jugadores. Y la parte restante – hay que echarla atrás – en la época arcaica, en la regresión.

El primer experimento del regreso dirigido que ha sido realizado en el mundo, es la desintegración de la Unión Soviética. Y nuestro poder hasta ahora renuncia a reconocer aquellas condiciones iníciales con las que se está tratando de llevar a cabo la modernización – son las condiciones de “3 D”. Desindustrialización – lo vemos todos. "Desculturación." ¿Que son los “reality shows” y todo el resto? Es la guerra contra la cultura. Y la deshumanización, que empieza a tener un dejillo a demencia. ¿Que fue ese acontecimiento que sucedió en Perm (el incendio del club “El caballo cojo”)? Fue auto incineración consiente de las personas enloquecidas en una cámara. Con todo eso se estaba exterminando personas que sabían muy bien de las cualidades de esta cámara… Es una gran tragedia.

Pero si vamos a analizarla, se trata de algo absurdo, de la deshumanización. Estamos en una situación de enloquecimiento, de pérdida del instinto de conservación. Los automovilistas agresivos que se disparan con pistolas. En todas las regiones la gente actúa en contra del sentido común, en contra de todo. Se está cocinando una nueva ola de agresividad. ¿Qué es todo eso? Es la deshumanización. Y hay más “Ds” por el estilo. En esto se ven las condiciones iníciales, con las que los poderes van a realizar la modernización [en Rusia]".

jueves, 1 de julio de 2010

a viajar por Rusia en coche

Les presento un video de un tío de la “Duma” (nuestro parlamento), que ha decidido pasar sus vacaciones no en el Côte d'Azur (la Costa Azul de Francia), sino viajando por Rusia, como debe ser, de Moscú a Vladivostok. Con respecto al tío, no lo conozco muy bien, aunque unos apuesten, que será el próximo presidente, que está camino al Kremlin, que lo han lanzado como un muñeco fantoche varios grupos de elite (el tío no habla tonterías y tiene el apellido alemán, lo que ya es mucho decir en Rusia, como en cualquier periferia).

Todo puede ser, pero lo que me interesa ahora, es el montón de fotos, hechas por los fotógrafos que acompañaron al diputado en su viaje. Las fotos muestran la belleza de nuestro país, a donde los invito a todos, amigos. Además algunos comentarios los vale la pena escuchar. Que disfruten de las fotos (y que piensen en viajar por Rusia en coche).


video

Figense:

"De un lado podemos ver las cámaras de los boyardos Romanov, desde cuyo porche los llamaron a reinar (a finales de una época de disturbios). Y del otro lado está el monumento a Lenin, que se halla muy cerca. El está en el pedestal que fue erigido en honor al aniversario 300 de la casa de los Romanov. En su inauguración se presentó Nicolás II. Es interesante que los escalones del pedestal fueran hechos para los representantes de la dinastía zarina, pero no alcanzaron a fundir todas las figuras; fundieron solo 2. Y luego de ellos fundieron la de Ilich (Lenin). Resulta, que Vladimir Ilich Lenin está de pie encima de todo el género de los Romanov a una distancia de 2 kilómetros del lugar donde los llamaron a reinar".